Social Icons

miércoles, 4 de marzo de 2015

(Audio-texto) Conversatorio sobre Zacualpan

Foto: Gustavo Lozano

Por Marie-Pia Rieublanc

Este martes 3 de marzo, la asociación Otros Mundos A.C., dedicada a la defensa del territorio en Chiapas y en México, organizó un conversatorio en San Cristóbal de las Casas (Chiapas), en el Centro Cultural El Paliacate, sobre el conflicto minero que afecta desde fines de 2013 a la comunidad de Zacualpan (municipio de Comala, estado de Colima).

Actualmente, un grupo de unas 20 personas lideradas por el ex comisario de bienes comunales de Zacualpan, Carlos Guzmán, está sembrando violencia en la comunidad. Está ligado al empresario local Rigoberto Rodríguez y a la empresa Gabfer S.A. de C.V., propietarios de una concesión minera de 100 hectáreas en las tierras comunales de Zacualpan*, que quieren convertir en una mina de oro, plata, cobre y manganesa a cielo abierto. El cacique trata incansablemente de dividir al pueblo y desestabilizar al actual comisario de bienes comunales Taurino Rincón Lorenzo, miembro del Consejo Indígena en Defensa del Territorio de Zacualpan y opuesto a la minería, con el objetivo de ayudar al empresario a desarrollar su proyecto de muerte. Con el apoyo de la policía estatal y federal, está bloqueando el acceso al manantial Ojo de Agua, que pertenece a la comunidad, abastece en agua a Zacualpan, Villa de Álvarez y Colima, además de ser un lugar vital para la comunidad. Se trata de un sitio ecoturístico cuyos ingresos deben beneficiar a los comuneros, ayudándolos a pagar medicamentos o a pagar la escuela de sus hijos. También algunos de los habitantes siembran sus cultivos allí.

Foto: Claudia Gomez
El 1er de marzo de 2015, una misión nacional e internacional de observación compuesta de 20 organizaciones y personalidades, incluyendo Otros Mundos A.C., trató de entrar a Zacualpan para reunirse con representantes de la comunidad, en búsqueda de una solución al conflicto. Pero el grupo de Carlos Guzmán, apoyado por unos 200 policías, les bloquearon la entrada. El 2 de marzo, los integrantes de la misión se juntaron con representantes de los tres niveles de gobierno quienes se comprometieron a solucionar el conflicto y a asegurar el libre transito de la misión hacia Zacualpan. Pero el 3 de marzo, el grupo de Guzmán les bloqueó de nuevo el paso en total impunidad.

Durante el conversatorio en San Cristóbal de Las Casas, la organización Otros Mundos A.C. se conectó con su director, Gustavo Castro Soto, presente en la misión de observación en Zacualpan, quien comentó la situación actual en la comunidad. Denunció la militarización de la zona que tiene como objetivo imponer por la fuerza el proyecto minero. En el momento de la entrevista, los integrantes de la misión se encontraban a fuera de la comunidad. Habían rechazado la propuesta de los policías de dejarlos pasar: no querían ser cómplices de una violenta represión policiaca contra el grupo de Carlos Guzmán, compuesto de personas, incluso mujeres, usadas como escudos por el gobierno. “Obviamente querían cobrarnos el costo a la misión internacional y nacional sobre ese desalojo”, denunció Gustavo Castro Soto.


Luego, Otros Mundos A.C. se conectó con Olivia Teodoro Aranda (ver foto abajo), una de las dos mujeres integrantes del Consejo Indígena en Defensa del Territorio de Zacualpan que encabezaron el comisariado de bienes comunales en 2014. La luchadora relató cómo los comuneros de Zacualpan empezaron a organizarse en noviembre de 2013, cuando Carlos Guzmán y Rigoberto Rodríguez trataron de comprarlos para que vendan sus tierras y acepten la construcción de la mina. Sabiendo que la mina acabaría con el agua del manantial y les traería contaminación y enfermedades, los comuneros se reunieron en una asamblea histórica, en la cual declararon a Zacualpan territorio libre de minería, rechazando categóricamente el proyecto minero y pidiendo la destitución del cacique. En mayo de 2014, el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 38 validó estas decisiones. También reconoció la instalación de un nuevo comisariado de bienes comunales compuesto de tres miembros del Consejo Indígena en Defensa del Territorio de Zacualpan y opuestos a la minería: Olivia Teodoro Aranda, su compañera de lucha Epitacia Zamora (fallecida el pasado 23 de febrero) y Guadalupe Carpio. Desde ese día, el grupo de Carlos Guzmán hizo todo para dividir a la comunidad y retomar el poder, pidiendo al Tribunal Agrario Unitario la organización de nuevas elecciones. Fue un gran fracaso para el cacique ya que en noviembre de 2014 fue elegido comisario de bienes comunales otro miembro del Consejo Indígena, Taurino Rincón Lorenzo, que sigue al poder hasta la fecha.




Olivia Teodora Aranca explicó cómo el bloqueo del Ojo de Agua le afecta a su comunidad. También confesó su cansancio ante los esfuerzos del grupo de Carlos Guzmán para dividir a la sociedad. Una estrategia bien conocida a nivel nacional y mesoamericano que usan las empresas para imponer megaproyectos extractivos.  “Con este coraje que tenemos, vamos a hacer más cosas, dijo Olivia Teodoro Aranda. Vamos a hacer lo posible para investigar como una comunidad indígena se puede manejar de manera autónoma, como se puede hacer nuestras leyes, nuestra policía. Eso es el sentido de la comunidad, pues.” Según ella, “el próximo paso es liberar el manantial de Zacualpan” sin esperar más que lo haga el gobierno.







* La comunidad de Zacualpan tiene una población de unos 2000 habitantes de los cuales 307 son comuneros. Parte de sus tierras son bienes comunales y regidas por una asamblea de comuneros.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
 

Sample text

Sample Text

Sample Text

http://giss.tv:8001/radio_tierra.ogg
Escuchalo en tu navegador o en un reproductor como el VLC

 
Blogger Templates