Social Icons

miércoles, 3 de diciembre de 2014

La Fractura Hidráulica eleva la temperatura del planeta.



Ilustración: Vlocke

Beatriz Olivera y Olinca Marino

El último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC)[1] señala que los efectos del cambio climático se están produciendo en todos los continentes y  océanos; y que en muchos casos, el mundo está poco preparado para los riesgos derivados. Afirma también que, si bien es posible luchar contra esos riesgos, los impactos del calentamiento global serán difíciles de controlar. Los responsables de tal aumento de temperatura son los gases de efecto invernadero (GEI), entre los que destacan el bióxido de carbono y el metano.

En México, para impulsar la reforma al sector energético, y siendo el segundo mayor productor latinoamericano de GEI de las emisiones mundiales (después de Brasil)[2], uno de los argumentos utilizados por las autoridades en este año (2014) fue “considerar la explotación intensiva del gas shale a través del proceso de frackingcomo alternativa para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero”.Sin embargo, diversos estudios realizados[3] concluyen que el gas shale emite mayores emisiones de gases de efecto invernadero que el carbón o el petróleo si se contabilizan las emisiones desde su proceso de extracción particularmente en los usos primarios residenciales y comerciales[4]

A finales de 2012, el estudio integrado por investigadores del CIRES (Cooperative Institute for Research and Enviromental Sciences) y NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) comprobó que las fugas de metano alcanzaban cifras del 6% al 12% en el yacimiento de gas natural de la cuenca del Uintah, uno de los más grandes de EE.UU.[5]El metano es un gas mucho más potente que el dióxido de carbono ya que atrapa el calor 34 veces [6] más, de manera que su efecto potencial en el calentamiento global (GWP) es mucho peor.
Por su lado, Howarth, Santoro e Ingraffea de la Universidad de Cornell, (2011), señalaron que del 3,6% al 7,9% del metano dela producciónde gas de lutitase escapaa la atmósfera enla ventilacióny en las fugasdurantelavida promedio de un pozo, extraído mediante la técnica de fractura hidráulica. Estas emisionessonal menos30% mayores que las degas convencional.

Por lo tanto, si bien es cierto que la combustión de gas de esquisto –al igual que otros tipos de gas natural– es más limpia que la de otros combustibles fósiles como el carbón o el combustóleo–la huella ecológica total desde la extracción del propio gas (con el potencial uso de fractura hidráulica) hasta su combustión o quema, podría suponer un incremento de tres a once partes por millón de volumen de bióxido de carbono.  Así, en 20 años, el impacto sobre el cambio climático de la generación eléctrica a través del gas extraído por fracking superaría en 20% el del carbón.[5].

Además del metano,las emisiones atmosféricas emitidas en el proceso de fractura hidráulica contienen también óxidos de nitrógeno (NOx), compuestos orgánicos volátiles (COV), benceno, tolueno, etilbenceno y xilenos (BTEX), monóxido de carbono (CO), dióxido de Azufre (SO2), partículas de polvo y suelo y sulfuro de hidrógeno (H2S) existente en las formaciones de gas y de aceite que puede liberarse al quedar expuesto, así como debido la quema incompleta de gas.[7]
La práctica de fracking está lejos de ser una alternativa para reducir los gases de efecto invernadero en el mundo.La fractura hidráulica no es un proceso más limpio que el utilizado para la producción de carbón o de cualquier otro combustible de origen fósil. Los porcentajes de metano emitidos a la atmósfera en los procesos de fracturación hidráulica,impactan determinantemente su huella ecológica desde la extracción del gas hasta su combustión o quema; con lo cual, se desmiente otro de los argumentos para promover la práctica del fracking. 

Referencias:


Colborn, T. Carol Kwiatkowski, Kim schuitz & Mary Bachran (2011). Natural Gas Operations from a Public Health Perspective, Human and Ecological Risk Assessment: An International Journal; 17:5, 1035-1056.

Estrada, J. (2013). Desarrollo del gas lutita (shale gas) y su impacto en el mercado energético de México: Reflexiones para Centroamérica. México: Cooperación alemana y CEPAL.

Estrategia Nacional de Cambio Climático. Visión 10-20-40, (2013). Consultado el 8 de agosto de 2014 de:

Food and Water Watch, Council of Canadians, Franciscans International, Mercy International Association and others. Human-Rights. Implications of Fracking in Newfoundland and Labrador, Canada, September 24, 2013. Disponible en: http://www.mercyworld.org/e-news/100-33d8d5eb/editions/305-4bef3a81/user-assets/files/nf copy.pdf

Gasland: Documental sobre la situación de poblaciones en Estados Unidos es emblemática. Video “Gasland – La Tierra del Gas” disponible en: http://vimeo.com/75524062

Howard, Robert. A bridge to nowhere: methane emissions and the greenhouse gas footprint of natural gas in EnergyScience & Engineering April 2014. Disponible en http://www.eeb.cornell.edu/howarth/publications/Howarth_2014_ESE_methane_emissions.pdf

Informe de la Relatora Especial sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento, Catarina de Albuquerque. Adición - Misión a los Estados Unidos de América, (2011). (A/HRC/18/33/Add.4) Disponible en: http://www2.ohchr.org/english/bodies/hrcouncil/docs/18session/A-HRC-18-33-Add4_en.pdf

IPCC WGI, (2013). Contribution to the IPCC Fifth Assessment Report. Climate change 2013: The physical Science Basis. Consultado el 8 de agosto de 2014 de:

Osborn S, Avner Vengosh, Nathaniel R. Wagner and Robert B. Jackson, Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing, Proceedings of teh NAtional Academy of Sciences of the United States of America, vol. 108 no. 20,  pp 8172–8176.

Portales:

http://www.cas.orgConsultados el 8 de agosto de 2014.

Programa Especial de Cambio Climático (2014) Consultado el 8 de agosto de 2014 de:

Santoro R, Howarth RW, Ingraffea T. (2011). Methane and the greenhouse-gas footprint of natural gas from shale formations en Climate change. Cornell University, Ithaca. Consultado el 8 de agosto de 2014 de: http://www.acsf.cornell.edu/Assets/ACSF/docs/attachments/Howarth-EtAl-2011.pdf

Tyndall Center. (2011), Gas de pizarra: una evaluación provisional de su impacto en el medio ambiente y el cambio climático, EE.UU: Universidad de Manchester. http://fracturahidraulicano.files.wordpress.com/2011/07/resumen-ejecutivo-tyndall-centre.pdf

Warner, NR, CA Christie, RB Jackson, (2013), A Vengosh, Impacts of shale gas wastewater disposal on water quality in western Pennsylvania., Environmental science & technology, vol. 47 no. 20 (2013), pp. 11849-57, ISSN 1520-5851 [doiConsultado el 1 de agosto de 2014




[1]Comunicado de prensa de IPCC (31 de marzo 2014)http://www.ipcc.ch/pdf/ar5/pr_wg2/140331_pr_wgII_es.pdf
[2]http://www.mexico2.com.mx/palabras-del-presidente-de-los-estados-unidos-mexicanos-licenciado-enrique-pena-nieto-durante-la-sesion-plenaria-de-jefes-de-estado-yo-gobierno-de-la-cumbre-sobre-el-clima-2014-2/
[4]Howard, Robert. A bridge to nowhere: methane emissions and the greenhouse gas footprint of natural gas in EnergyScience & Engineering April 2014. Disponible en: ttp://www.eeb.cornell.edu/howarth/publications/Howarth_2014_ESE_methane_emissions.pdf
[5] CIRES, NOAA (2013).  Observe significant methane leaks in a Utah natural gas field.
[6]En una escala de 100 años

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
 

Sample text

Sample Text

Sample Text

http://giss.tv:8001/radio_tierra.ogg
Escuchalo en tu navegador o en un reproductor como el VLC

 
Blogger Templates